lunes, 27 de marzo de 2017

Wallis & Eduardo: El romance del siglo


Título original:W.E
Titulo: W.E
Año: 2011
Duración: 120 minutos
País: Reino Unido
Director: Madonna
Guion: Madonna, Alex Keshishian
Música: Abel Korzeniowski
Fotografía: Hagen Bogdanski
Reparto: Abbie Cornish, Andrea Riseborough, James D'Arcy, Natalie Dormer, Oscar Isaac, Laurence Fox, James Fox, Ryan Hayward, Ronan Vibert
Productora: Warner Bros. Pictures / Semtex Films
Género: Drama. Romance | Biográfico. Histórico. Drama de época
Sinopsis: El Rey Eduardo VIII (James D'Arcy) renunció al trono de Inglaterra para casarse con Wallis Simpson (Andrea Riseborough), una estadounidense divorciada. Al mismo tiempo se narra la historia de William y Wally Winthrop (Abbie Cornish) un matrimonio actual.


OPINIÓN PERSONAL


Como ocurre siempre que Madonna hace algo, ya sea música, conciertos, espectáculos, libros, fotografías, cine, estornudar o salir a la calle, las reacciones son desproporcionadas. 

No hay un palo que la artista toque que se salve de ser calificado de cataclismo universal. Y W.E. no es una excepción.

Porque ¿realmente hay tanto por lo que sentirse ofendido ante esta película? No creo, ni mucho menos, que W.E. sea una obra maestra, pero si cualquier otro realizador fuera el que figurase en los créditos de la cinta, seguro que habríamos oído cosas del tipo “alejándose del academismo”, “una visión estética de la realidad histórica”, o “cómo contar una historia de sobras conocida y sobada de manera original”. Pues bien, así lo pienso yo.

Porque W.E. es una película que apuesta por ser original, por contar una historia desde otro punto de vista (argumental y estilístico) que el de la mayoría de las producciones de época, o basadas en hechos reales, o crónicas de la realeza inglesa. Su guión no siempre funciona, y la combinación de pasado y presente, con alegorías y anacronismos decididos, no alcanzan en todo momento el punto deseado.Pero W.E. trata, por encima de eso, de plasmar una realidad de forma poética y metatextual, de indagar en el fanatismo, la persecución mediática, la lucha de clases y culturas, y los distintos tipos de violencia hacia la mujer, y lo hace de forma estética, arropada por un diseño de producción, una fotografía, y una música de Abel Korzeniowski (A single man, de nuevo pletórico), que nunca disimulan las intenciones formales y estéticas de una película imperfecta e inacabada, pero nunca deleznable. W.E. es entretenida y apuesta por ser original. Madonna demuestra pulso con la cámara, y aunque el guión falle en aspectos de estructura y de transmisión de ideas, la película funciona sensorialmente, y es capaz de estimular sentidos y sentimientos (algo que no puede decirse de mucho cine comercial). 



Como siempre, su indisimulada identificación con la historia de Wallis y Eduard, cabreará a muchos, que serán incapaces, simplemente, de sentarse a disfrutar de una historia potente, original, con actores entregados, y sobre todo, con una perspectiva de la historia novedosa.

Lo mejor: La poderosa química entre Andrea Riseborough y James D'Arcy.
Lo peor:  Que quizás puede pecar de pretenciosa.


NOTA: 7/10

domingo, 26 de marzo de 2017

Cincuenta Sombras más Oscuras


Título original: Fifty Shades Darker
Titulo: Cincuenta Sombras más Oscuras
Año: 2017
Duración: 115 minutos
País: Estados Unidos
Director: James Foley
Guion: Niall Leonard (Novela: E.L. James)
Música: Danny Elfman
Fotografía: John Schwartzman
Reparto: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Bella Heathcote, Kim Basinger, Hugh Dancy, Eric Johnson, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes, Rita Ora, Tyler Hoechlin, Marcia Gay Harden, Fay Masterson, Robinne Lee
Productora: Universal Pictures
Género: Romance. Drama | Drama romántico. Erótico. Secuela
Sinopsis: Cuando Christian Grey, que se siente herido, intenta convencer a Anastasia Steele de que vuelva a formar parte de su vida, ella le exige un nuevo acuerdo antes de aceptar. Pero cuando la pareja empieza a ser más confiada y a tener una cierta estabilidad, aparecen mujeres del pasado de Christian decididas a frenar en seco sus esperanzas de un futuro juntos... Secuela de "50 sombras de Grey", en la que Grey sigue explorando sus demonios interiores y la joven Anastasia confronta sus sentimientos y confusión sobre su relación con el atractivo millonario, un tipo misterioso lleno de secretos.
Trailér: https://www.youtube.com/watch?v=2TL_FJuSRm8


OPINIÓN PERSONAL






Dicen por ahí, que segundas partes nunca fueron buenas, y sin duda alguna en la segunda parte de "Cincuenta Sombras de Grey", se cumple a la perfección, porque si la primera parte era un auténtico desastre está segunda parte no se queda atrás.A los ejecutivos de Hollywood les encantaría dar con la fórmula secreta para hacer películas que gusten a todos los públicos, pero lo cierto es que es prácticamente imposible hacer ya solamente una que cuenta con el aplauso unánime. Eso no quita que muchas lo intenten y fracasen en mayor o menor medida, pero también queda la opción de apostar por cierto tipo de espectador siempre y cuando sea lo suficientemente numeroso.

Si en el final de la primera parte veíamos a una Anastasia huyendo despavorida tras descubrir, las perversiones más oscuras de Grey, en está ocasión, el señor Grey se presentara ante ella, con el rabo entre las piernas, pidiendo perdón, y sin duda alguna, ella extasiada por su belleza y por su dinero no dudará en perdonarle y volver a su lado.



En está ocasión podemos ver a una Anastasia, algo más espabilada que en la anterior entrega, ella será la que busca a Grey, la que poco a poco le va incitando al pecado, y claro él vuelve, está vez sin realizar esas practicas que tanto asustaron a nuestra protagonista. 

Porque en está segunda parte las relaciones y escenas sexuales, son incluso más frías, que en la primera parte.


Lo que no tengo claro es cuál de ellos está integrado peor. Por un lado tenemos una subtrama lamentable con el jefe de Anastasia pasado de rosca Eric Johnson, que sin duda no se apellida Hyde por casualidad, y que amenaza con ir más allá en la tercera entrega, luego la tensión artificial de la antigua sumisa de Christian intrascendente Bella Heathcote, sin olvidarnos de la paupérrima utilización de Kim Basinger como la Mrs. Robinson particular de él. Está segunda parte es inferior a la primera, mucho más "ligth" y si menos oscura, pese al título de la película. Porque si, dejando a un lado la cada vez menos química entre los dos protagonistas, y unos diálogos totalmente absurdos y propios de una patio de colegio. Pero como en todas partes y en está ocasión, siempre hay algo bueno, en está también lo hay, y si en la anterior ocasión, fue una pedazo de banda sonora en está ocasión el director James Foley, pone el punto positivo en la fotografía (sobre todo el baile de máscaras y en la pedida de mano del final del film). 

En conclusión, está segunda parte, es incluso más aburrida que la primera, si la primera parte era incluso entretenida está segunda parte resulta aburrida, larga y trascendental. Doy gracias a Dios, no haber pagado, por ver este bodrio en la gran pantalla.


Lo mejor: La fotografía.
Lo peor:   Todo lo demás, no se salva nada.


NOTA: 1/5

sábado, 25 de marzo de 2017

Reseña "Cincuenta Sombras de Grey"

Titulo Original: Fifty Shades of Grey
Titulo: Cincuenta Sombras de Grey
Autor: E.L.James
Saga: si/ (1º Trilogía Cincuenta Sombras)
Editorial: Grijalbo
Género: Novela erótica/romántica
Año de publicación: 2017
Nº de páginas: 544 páginas
Edición: Tapa blanda
Sinopsis: Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele acude para hacerle una entrevista al joven y exitoso empresario Christian Grey para el periódico universitario en el que colabora, se encuentra con un hombre que le resulta atractivo, enigmático y tremendamente intimidante. Completamente convencida de que su encuentro ha sido todo un fracaso, intenta olvidarse de Grey hasta que a él se le ocurre aparecer por la ferreteria en la que Ana trabaja a tiempo parcial.La idealista e inocente Ana se queda asombrada cuando se da cuenta de que desea con todas sus fuerzas a ese hombre, y el que él la advierta de que se mantenga alejada sólo hace que su desesperación por estar con él aumente.Incapaz de resistirse a la inteligencia y serena belleza de Ana y a su espíritu independiente, Grey termina por admitir que también la desea pero con sus propias condiciones.Consternada, aunque excitada, por las preferencias sexuales de Grey, Ana duda sobre si entablar con él una relación o no. A pesar de todos su éxitos tanto en el ámbito profesional como en el familiar, Grey es un hombre lleno de demonios interiores, dominado por la necesidad de tomar el control. Y cuando ambos se embarcan en una apasionada relación física, Ana se da cuenta de que está aprendiendo más sobre sus propias y secretas necesidades de lo que se imaginaba.¿Podrá esa relación trascender de la pasión física? ¿Podrá Ana someterse a un Amo como Christian? Y, si lo hace, ¿le gustará?


El bombo y el marketing que se le ha dado a este libro es y ha sido increíble está novela estaba por todos los lados y claro, la curiosidad y la poca personalidad que tengo han hecho que me lo leyese, si quería saber que tenía ese libro del que todo el mundo hablaba. Y si sin duda alguna, ha sido una total y completa decepción.


La protagonista de está novela es Anastasia una jovencita de 21 años de edad que está a punto de acabar su carera de literatura inglesa, y trabaja en su tiempo libre en una especie de tienda de ferretería, para ganarse su pequeño sueldo. La vida de nuestra protagonista cambiará por completo cuando en una entrevista conoce al fabuloso, atractivo y misterioso Christian Grey nada más y nada menos que el presidente de Grey de 27 años de edad y con tanta pasta, que puede nadar en ella.


Christian Grey tiene todo lo que puede desear en está vida, es guapo, millonario, y tiene un oscuro y perverso secreto, le encanta la sumisión y la dominación, y encuentra una perversa satisfacción en golpear, a jovencitas con un gran parecido a su madre. Christian cambiará por completo cuando conoce a Anastasia, no es solo su misteriosa belleza, sino que también su inocencia, que provoca en él, no solo su deseo sino también una enormes ganas de proteger a  esa mujer que quizás, solo quizás pueda cambiarlo.




Ni que decir tiene, que "Cincuenta Sombras de Grey", es y será uno de los peores libros que he leído en toda mi vida. No solo por los personajes, totalmente absurdos, planos, y bidimensionales, sino también por el horrible mensaje que trasmite, a aquellas lectoras que buscan poner un Grey en su vida, pero estamos tontas...o que?. Será porque está nueva trilogía, se basa en la saga "Crespúsculo" , creo que no, por que dicha saga de vampiros y hombres-lobo al menos tenía linea argumental.


El personaje de Anastasia es de los más terribles y odiosos que he leído nunca, no es que sea el típico modelo de mujer americana, guapa pero ella no lo sabe, inocente hasta limites infumables, a y por supuesto virgen, pues a sus 21 años aún no ha tenido ninguna relación con ningún hombre, pero de verdad quiere la señora James, que nos identifiquemos con ella, pero quién se identifica con está odiosa mujer, que solo sabe fruncir el ceño, dar vida a su odiosa diosa interior....uffff....como te he odiado muchacha.


En cuánto al personaje masculino, acaso alguna mujer en está tierra, puede sentir atracción por este hombre, no solo es obsesivo (pues no deja en paz a la pobre Ana, la persigue, la sigue, la compra regalos caros para que no le abandone) y un sinfín de barbaridades que hacen que está novela tenga un punto machista terrible, porque sin más en la sumisión de la mujer frente al hombre. Y no me refiero al sexo, porque en está novela el sexo es lo de menos, no hay BDSM, ya que está es una práctica que está concordada entre los dos sujetos, y aquí parece que Anastasia no está muy conforme, en fin.


Pero como no puede ser todo malo, que es casi todo, si algo tiene bueno esta novela, es sin duda alguna, que es muy fácil de leer, yo apenas he tardado tres días. Si leeré las continuaciones, porque sin duda alguna aunque la haya odiado, hay ese punto en mi que quiere saber como acaba la historia, aunque ya haya visto las dos primeras películas, ya se sabe señores, que hay mucha morbosidad en el ser-humano.


  • ¿Qué es el BDSM?: BDSM

NOTA: 1/5

    viernes, 24 de marzo de 2017

    Cincuenta Sombras de Grey


    Título original: Fifty Shades of Grey
    Titulo: Cincuenta Sombras de Grey
    Año: 2015
    Duración: 124 minutos
    País: Estados Unidos
    Director: Sam Taylor-Johnson (AKA Sam Taylor Wood)
    Guion: Kelly Marcel (Novela: E.L. James)
    Música: Danny Elfman
    Fotografía: Seamus McGarvey
    Reparto: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes, Marcia Gay Harden, Jennifer Ehle, Rita Ora, Andrew Airlie, Victor Rasuk, Callum Keith Rennie, Anthony Konechny, Dylan Neal, Emily Fonda, Jason Cermak
    Productora: Universal Pictures / Focus Features / Michael De Luca Productions / Trigger Street Productions
    Género: Romance. Drama | Drama romántico. Erótico
    Sinopsis: Cuando Anastasia Steele, una estudiante de Literatura de la Universidad de Washington (Seattle), recibe el encargo de entrevistar al popular y joven empresario Christian Grey, un millonario de 27 años, queda impresionada ante su extraordinario atractivo. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarlo, pero no lo consigue. Cuando la pareja, por fin, inicia una apasionada relación, a Ana le sorprenden las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus más oscuros deseos. 



    OPINIÓN PERSONAL




    La esperada película basada en las superventas novelas de E.L. James por todas las mujeres del mundo ya está aquí y ofrece justamente lo que esperamos: nada. El colmo de un film pretencioso es parecer un telefilm que emiten en Antena 3 los fines de semana durante la sobremesa. El colmo de un film con temática erótica es acabar siendo una burda comedia barata antierótica y con menos química que el laboratorio de un instituto abandonado. 

    La pareja protagonista, con el archiconocido Christian Grey (Charlie Hunnam salió huyendo a tiempo, tipo listo) haciendo un papel lamentable, roza lo insulso durante todo el proceso de incoherencia narrativa que vemos en pantalla. Un tipo triunfador, que lo puede conseguir todo a base de talonario y que esconde un oscuro capricho: ama el sadomasoquismo. Como el típico flechazo de niña petulante, Anastasia Steele cae enamorada del ricachón mimado donde además de un contrato aberrante, le ofrece un coche nuevo, primera ediciones de libros, una mansión y un helicóptero. Alguno pensaba que iban a darle un Oscar.




    Los que sean arrastrados a la butaca de un cine a ver semejante esperpento pensarán: "Bien, por lo menos veremos escenas de sexo explícito para pasar el rato tal y como cuentan las chicas que leen la novela". 
    Error. 
    No hay erotismo, todo se resume en dos escenas con juegos sadomaso, mal realizadas y francamente antieróticas. 


    Aún desde la ignorancia de no haber leído ni una página de dicha novela (no hubo ley impositiva de por medio), la calidad brilla por su ausencia en su totalidad. Historias paralelas a la trama principal metidas con calzador, tópicos y más tópicos contemplados en cientos de historias, una narración simplemente soporífera y pretenciosidad por los cuatro costados.

    La frase que más he escuchado al encenderse las luces de la sala entre la gente de mi alrededor ha sido: "Menuda decepción". Adormecedor telefilm con aires de grandeza que no consigue enganchar en ningún minuto de los 124 que dura, historia de amor insulsa y una triste realización y dirección hacen de esta esperada adaptación una absoluta mediocridad. Como reza el título, Grey al igual que este film tiene más sombras que luces. Todavía quedan dos para cerrar la trilogía, mi nota deja vislumbrar una hecatombe aún mayor.


    Lo mejor: La banda sonora. 
    Lo peor:   La poca química entre los dos protagonistas.


    NOTA: 2/10