jueves, 16 de noviembre de 2017

American Horror Story: Cult



Titulo: American Horror Story: Cult
Titulo Original: American Horror Story: Cult
Año: 2017
Duración: 60 min
País: Estados Unidos
Director: Ryan Murphy(Creator),Brad Falchuk (Creator), Bradley Buecker, Liza Johnson, Gwyneth Horder-Payton
Guión: Ryan Murphy, Brad Falchuk, Tim Minear, James Wong, John J. Gray
Música: Mac Quayle
Fotografía: Gavin Kelly
Reparto: Sarah Paulson, Evan Peters, Cheyenne Jackson, Billie Lourd, Alison Pill, Colton Haynes, Billy Eichner, Leslie Grossman, Adina Porter, Lena Dunham, Emma Roberts,  Frances Conroy, Mare Winningham,  Chaz Bono
Productora: FX Network / Brad Falchuk Teley-Vision / Ryan Murphy Productions
Género: Serie de TV. Terror. Thriller | Política. Sectas
Sinopsis: El argumento de esta 7T comenzará la noche de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2016 con la victoria de Trump, pero se centrará en el tema de las sociedades secretas.


CRITICA

Tras esperar un año,"American Horror Story" ha vuelto y si lo ha hecho por todo lo alto, con una temporada nueva y desvínculadose totalmente de sus anteriores temporadas. Si antes Ryan Murphy trataba de asustarnos con monstruos y demás seres paranormales, ahora todo lo contrario: ha optado por acudir a la más reciente actualidad para conseguir atemorizarnos. Y, una vez más, lo consigue.

Pues que no hay más nada terrorífico, que el triunfo de Donald Trump, para Estados Unidos y si a esto le añades aterradores payasos asesinos pues mucho, mucho más. Si en está temporada hay un protagonista indiscutible este es sin duda alguna Evan Peters que tras ser antagonista en las anteriores temporadas, o casi no aparecer en ellas, vuelve por todo lo alto con un Kai, jefe de una terrible secta de payasos, aspirante a concejal y porque no quizás en un futuro no muy lejano a presidente de los Estados Unidos, y si como no fan incondicional de Donald Trump.


La serie comienza, como hemos señalado anteriormente, con la noche de las últimas elecciones estadounidenses. Como todos podemos recordar, se vivió de forma convulsa tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo; al ver a Donald Trump ser elegido como presidente, no fueron pocos los que se echaron las manos a la cabeza y se preguntaron qué iba a pasar con Estados Unidos. La antagonista, de está temporada no es otra que Ally Mayfair-Richards (Sarah Paulson), una mujer que vive con su esposa y el niño de ambas, en un pequeño y tranquilo barrio típicamente americano.  Ally es una mujer con muchos problemas y una gran desestabilidad; tras el atentado del 11-S desarrolló tres fobias: coulrofobia (a los payasos), tripofobia (a los objetos que tienen patrones con agujeros o rectángulos) y hemofobia (a la sangre). Cuando sufre una crisis, todas estas fobias vuelven a cobrar fuerza, y es justo esto lo que le sucede cuando ve que Donald Trump es elegido presidente.



Pero volvemos a Kai Anderson (Evan Peters), donde todo se vive de otra forma, Kai está más que encantado con el triunfo de su adorado Trump, pues al igual que él, el presidente electo quiere hacer a América grande de nuevo. 

Kai es un hombre homófobo, supremachista, que lo que pretende es conseguir que América (es decir, Estados Unidos) esté libre de personas racializadas y de personas homosexuales y bisexuales. Su hermana (interpretada por Billie Lourd) comenzará a trabajar como niñera para la familia Mayfair, teniendo un papel un poco extraño y ambiguo; en un primer momento, todo apunta a que está compinchada con Kai. No obstante, ella misma pareció disgustada en un primer momento cuando Trump ganó las elecciones, con lo cual es un personaje que tendremos que esperar para descifrar. Eso sí: todo un placer ver a Billie Lourd actuar.


A todo esto hemos de sumarle a la trama una especie de secta (o culto, como el título nos lleva a pensar) cuyos participantes se disfrazan de payasos para atemorizar y asesinar a la población (alguien quiere más terror aún, creo que no).





Vamos que quizás está nueva temporada de "American Horror Story", sea tan buena o supere a aquella maravillosa segunda temporada ya inolvidable y fijada en nuestras retinas para siempre, Ryan Murphry y Brad Falchuk han vuelto por todo lo alto, porque está temporada es una auténtica maravillosa no solo por Peters sino por acercarnos a un terror fuera de las casas encantadas, los monstruos o las brujas, una realidad mucho más cercana y que quizás y esperemos que no, nunca lleguemos a verla o a conocerla.


Lo mejor: Evan Peters.
Lo peor:  Una Sarah Paulson, muy descafeinada que con sus gritos y lloros arruina está temporada.


NOTA: 9/10

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Reseña "El hombre en el castillo"

Titulo Original: The man in the high castle
Titulo: El hombre en el castillos
Autor: Philip K. Dick
Saga: no/autonconclusivo
Editorial: Booket
Género: Novela dístopica
Año de publicación: 1963/2002
Nº de páginas: 286 páginas
Edición: Tapa blanda
Sinopsis: "Los caracteres de El hombre en el castillo no son sólo productos de la imaginación sino también manifestaciones de un sistema de fuerza en el que el I Ching obra como un nexo análogo a un polo magnético. La mejor novela hasta la fecha del escritor de ciencia ficción más consistentemente brillante. Ante todo por la verosimilitud con que Dick ha elaborado una ingeniosa estructura básica (unos Estados Unidos derrotados en la segunda guerra mundial y que han sido divididos en tres partes: las costas del Atlántico y del Pacifico respectivamente ocupadas por alemanes y japoneses, y una zona tapón entre dos esferas de influencia); luego por la absoluta originalidad de la presunción básica los alemanes ganaron la segunda guerra aunque el Libro de los Cambios informa sin embargo que esta amarga derrota no ha ocurrido en el mundo real... 


Y si la II Guerra Mundial, no hubiera resultado tal y como fue...y si los alemanes, en este caso los nazis, la hubieran ganado y estos a su vez, se hubiesen repartido el territorio con los japones, dejando así una América totalmente dominada por ellos, donde todo aquello que tenga raíces americanas es totalmente codiciado. Esto y mucho más, nos lo presenta K. Dick, en su novela,"El hombre en el castillo", una dístopia escrita en 1962, que nos muestra una realidad algo aterradora que seguro, nadie quisieramos vivir.





La historia se centrará en la costa oeste de unos Estados Unidos semiocupados (fundamentalmente en la ciudad de San Francisco).Nazis y nipones mantienen la paz entre ellos y se reparten las costas (la zona media del país no interesará especialmente a nadie a priori, y tierra de nadie será), imponiendo sus leyes y manías, desde la limpieza étnica de la “solución final al problema judío”, que ya se toma por naturalizada en esta cambiada sociedad, hasta elementos tan dispares como la curiosidad y coleccionismo japonés por los objetos americanos de su cultura prebélica, entendiendo la actual como muerta y carente de sentido. Mientras tanto, existirá cierta tensión entre los dos dominadores parecida hasta cierto punto a la Guerra Fría.

"El hombre en el castillo",
es una novela coral, llena de personajes que no dejan indiferente al lector, nazis, japones, y un pueblo americano aterrorizado. En conclusión, la novela de Dick, es una auténtica maravilla, una distopía de un mundo que no fue, pero que quizás si pudo ser.



NOTA: 8/10

sábado, 11 de noviembre de 2017

Alias Grace


Titulo: Alias Grace
Titulo Original: Alias Grace
Año: 2017
Duración: 45 min
País: Canadá
Director: Mary Harron
Guión: Sarah Polley, Margaret Atwood (Novela: Margaret Atwood)
Música: Jeff Danna, Mychael Danna
Fotografía: Brendan Steacy
Reparto: Sarah Gadon,  Edward Holcroft, Zachary Levi,  Kerr Logan, Stephen Joffe, Rebecca Liddiard, Will Bowes, Michael Therriault, Sylvia Zuk, Diane D'Aquila, Scott Anderson,  Isaak Bailey,  Noah Carson,  David Cronenberg,  Anna Paquin, Dave Reachill,  Paul Gross
Productora: Halfire Entertainment / Tangled Productions. Distribuida por Netflix
Género: Serie de TV. Thriller | Siglo XIX. Basado en hechos reales. Drama carcelario
Sinopsis: Grace Marks (Sarah Gadon) es una joven inmigrante irlandesa y empleada doméstica en el Alto Canadá que fue condenada por el brutal asesinato de su jefe, Thomas Kinnear, y su ama de llaves, Nancy Montgomery, en 1843. ¿Pero fue ella en realidad o sólo estaba en el lugar equivocado?


CRITICA


"Alias Grace", es la nueva adaptación televisiva de la aclamada autora Margaret Atwood vista recientemente en la adaptación de otra de sus novelas a la pequeña pantalla la aclamada y premiada "El cuento de la criada". 

Está nueva adaptación nos cuenta la historia inspirada en un caso real, estoy hablando de Grace Marks, una joven criada de orígenes irlandeses que en 1843 con tan sólo 16 años, fue acusada de asesinar al hombre para el cual trabajaba como empleada doméstica, y a la amante de éste; un hecho controversial debido a múltiples testimonios contradictorios.La historia comienza 15 años después, con Marks ya en la cárcel, con un grupo de miembros de la iglesia metodista trabajando por la libertad de la joven. Para eso buscan la ayuda del doctor Simon Jordan (personaje ficticio creado por Atwood; interpretado en la serie por Edward Holcroft), a quien piden que evalúe a Marks con el fin de encontrar algún trastorno psiquiátrico que la exima de culpas.

Las conversaciones de la joven con el doctor, donde esta describe con detalles -de veracidad a ratos cuestionable- su vida, marcada por carencias y abusos (lo que adquiere un paralelo moderno extra al resaltar las dificultades de los inmigrantes), es una manera de entregar una mirada a la compleja mente de una mujer en particular, más que dar respuestas sobre su inocencia o culpabilidad



Producida por el ya famoso canal "Netflix", la serie está compuesta por seis episodios, y protagonizada por la bellisima Sarah Gadon en el papel de la reclusa Grace, que al igual que Elizabeth Moss en "El cuento de la criada", son las protagonistas indiscutibles de este par de series que te dejarán indiferente.


"Alias Grace", nos cuenta la historia de su protagonista como ya.lo hizo June, en la anterior adaptación a la pequeña pantalla de su anterior novela, será  Grace las que nos cuenta su propia historia en primera persona, viajaremos con ella al pasado desde su llegada a tierras americanas, hasta llegar a la cárcel donde paso la mayor parte de su vida, pasando por su época como sirvienta  o por el horrible manicomio donde paso un tiempo,.


La novela y la serie habla temas tan diversos como pobreza que sufrieron aquellos inmigrantes que llegaron a América a mediados del siglo XIX, también nos habla sobre las clases sociales y las diferencias que había entre clases, también sobre las injusticias y un largo etcétera de problemas sociales en boga en la época en la que se centra la historia de nuestra protagonista.






"Alias Grace"; Es la historia de Grace, pero en el reparto también destacan el director David Cronemberg, como el Reverendo Verringer; Edward Holcroft (London Spy, Wolf Hall), como el Doctor Simon Jordan; Anna Paquin, como Nancy; y Zachary Levy (Chuck), como Jeremiah. En conclusión, "Alias Grace", es una delicia para los sentidos a todos los niveles, no solo pata los amantes del género histórico de época, sino para todos aquellos, que amen una buena historia.

Lo mejor: Sarah Gaudon.
Lo peor:   Que puede perder algo de fuerza en algunos capítulos.


NOTA: 9/10

sábado, 4 de noviembre de 2017

Alien: Covenant


Titulo: Alien: Covenant
Titulo Original: Alien: Covenant
Año: 2017
Duración: 123 min
País: Estados Unidos
Director: Ridley Scott
Guión: John Logan, Dante Harper (Historia: Jack Paglen, Michael Green)
Música: Jed Kurzel
Fotografía: Dariusz Wolski
Reparto: Michael Fassbender,Katherine Waterston, Billy Crudup, Demián Bichir,Danny McBride, Carmen Ejogo, Jussie Smollett,  Amy Seimetz, Callie Hernandez,Benjamin Rigby, Alexander England, Uli Latukefu, Tess Haubrich,  Guy Pearce, Noomi Rapace, James Franco
Productora: Twentieth Century Fox Film Corporation / Scott Free Productions / Brandywine Productions
Género: Ciencia ficción. Terror | Extraterrestres. Aventura espacial. Secuela
Sinopsis: Durante un viaje en el espacio rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia para colonizarlo, la tripulación de la nave 'Covenant' descubre una señal proveniente de lo que creen puede ser un paraíso inexplorado, y que resulta ser un mundo oscuro y hostil... Secuela de "Prometheus" (2012).


CRITICA

Produce cierta perplejidad y sopor constatar, una vez más, la falta de ideas del cine comercial actual, su maniática obsesión por las supuestas “sagas” que no son sino la repetición o expoliación de personajes, situaciones o tramas que han encontrado la bendición del público y cuya fórmula repiten con mayor o menor fortuna durante años o décadas hasta que matan a la gallina de los huevos de oro por fatiga o inanición. Pero ya lo ha dejado dicho el propio Ridley Scott: él es un empresario y lo que de verdad le importa es el éxito de sus obras, no el reconocimiento crítico ni los premios. Y creo que este inminente octogenario infatigable ha sido honesto, es decir, lo que le gusta es hacer caja e incrementar su cuenta de resultados, supongo que para ser el más rico del cementerio o para erigirse un mausoleo tan fastuoso y estomagante como las cintas que produjo y dirigió a lo largo de su tan larga como irregular carrera.

Algunas veces hay cintas que conectan con el público de una época como fue el caso del Alien (1979) primigenio y su franquicia y su estética se convierte en una iconografía que se puede usurpar y pervertir cada vez que haga falta (o no). Ahora estamos ante la enésima secuela o precuela (qué más da), entretenida sí, bien realizada, con una producción vistosa e impoluta, con un monstruo reproducido en serie y ad nauseam pavoroso que genera tanto miedo como fascinación, con unos personajes tan insustanciales como accesorios (carne de cañón para ser masacrados sin remordimientos ni contemplaciones por los guionistas de turno), donde sólo tiene vida propia un maquiavélico androide con ínfulas de omnisciencia divina que a la postre es el mejor y más perdurable acierto de estas dos últimas entregas.




Todo reconocible, predecible y prefabricado, sin aspiraciones de originalidad ni perdurabilidad alguna, un producto de consumo bien hecho, tan prescindible como bien ejecutado, tan entretenido como insípido. No se trata de ningunear sus (innegables) logros, ni de erigirse en guardián de una supuesta pureza dogmática de cómo debería ser la industria del cine que sobre todo es mero esparcimiento, que con suerte alberga algún sugerente sobresalto o al menos ofrece un vehículo para la ensoñación o la evasión pero cuando más bien parece que se da por inercia a la máquina fotocopiadora con el único objetivo de pergeñar el calco corrompido de un duplicado borroso, la sensación en el espectador es que le están dando gato por liebre, que le están sacando fraudulentamente y con artimañas el dinero del bolsillo, ofreciendo dos horas de solvente nadería.Amena aunque parca en novedades o hallazgos.

Lo mejor: Su locura tan genial.
Lo peor:   Su más que penoso dialogo.


NOTA: 4/10