miércoles, 12 de julio de 2017

#Crónica 1: El feminismo esa pesadilla, que sigue aterrando a muchos.

rónica:Qué...miedo da el feminismo?











El pasado mes de abril se estreno en España la primera serie emitida por la plataforma digital Netflix; "Las chicas del cable", una serie que se nos presentaba como innovadora y feminista. Así que a mi me pareció, estupendamente por fin, una serie nueva, que se dejaba de tontas historias de amor y se centraba en un tema serio. Pero hay de mi....que inconsciente y tonta fui.





Poco antes del estreno de la serie, las cuatro protagonistas de la serie fueron a presentar la susodicha serie al programa de Antena 3, "El Hormiguero" presentado por el "periodista" Pablo Motos, que como viene siendo habitual en él, y su afán de protagonismo en todos y cada uno de los programas, no paro de importunar a estás muchachas con preguntas machistas y inoportunas; pues porque vas a preguntarles lo que sienten, cuando una serie española va emitirse en nada más y nada menos, que en 90 países, no señor no, mejor preguntarles si son de las que perrean....o no?.


Pero bueno, esto podría quedar en una simple anécdota, lo mejor de lo mejor, vino después, una vez estrenada ya la serie (una serie que pronto reseñare, y que sinceramente apenas tiene trazos de feminismo). Cuando puede leer, en diferentes páginas web, entrevistas al reparto de la serie sobre su opinión sobre dicho tema, me eche a temblar.


 En palabras del actor Yon Gonzaléz: 

“Pero sí que es verdad, que el machismo y todo esto se cuenta siempre a favor de la mujer. Y pienso que luego en la realidad también está el machismo pero al revés, a nivel psicológico, que he visto en muchas situaciones y dices: ‘¿Qué es lo que está bien?’. ¿Me explico? Quiero decir que siempre es en defensa de la mujer y no al revés, que puede haber un maltrato psicológico por parte de la mujer hacia el hombre, y creo que eso tampoco se cuenta.




Si señores y señoras, esto es lo que piensa un joven del siglo XXI, un joven en pleno año 2017...AY SEÑOR....LLEVAME....PRONTO.....

Lo has explicado fatal no, Yon. Es que no te has enterado de un cagao. ¿El machismo pero al revés? ¿Es una cosa de dos? Por ponértelo fácil: (SPOILER ALERT) Acabas de rodar una serie en la que una de las protagonistas, Ángeles, interpretada por Maggie Civantos, vive en la misma casa que su maltratador. Es su marido. Al que ella complace sirviéndole el desayuno, la cena, cuidando de la hija de ambos. Una mujer que se enfrenta a la decisión de si dejar o no su trabajo, que tanto le gusta, porque su marido no la quiere fuera de la casa. La quiere dentro, cuidando de la niña y de él. Porque él manda; él decide. Una mujer que no puede sacar dinero del banco porque no tiene permiso de su marido para acceder a la cuenta. Una mujer a la que su marido le da una paliza que le provoca un aborto. Yon, acabas de entrar de lleno en un guión que habla de una realidad que, sí, es de hace muchos años, pero que nada más tienes que pararte a leer la prensa de vez en cuando o a ver la tele si ves que leer te da pereza para enterarte de que hoy, más de ochenta años después, los hombres siguen matando a las mujeres. Para cerrar la boca si no sabes de lo que vas a hablar. Para reconocer que eres un ignorante porque no tienes constancia ninguna de lo que pasa a tu alrededor. Porque pasa. Y pasa en una sola dirección. ¿Sabías que entre 2003 y 2016, 871 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas hombres? Y ¿sabías que en lo que va de 2017 la cifra es de 22 mujeres?






Pero claro, vivimos en un país en el que quienes hablan de feminismo son unas pocas locas del coño que se ponen muy pesadas siempre con lo mismo. Donde todavía la gente no se ha enterado de que el feminismo es algo necesario, un instrumento con el que, sí, las mujeres aprietan para conseguir lo suyo porque, no se os olvide, nos lo habían quitado y, todavía hoy, nos lo siguen quitando. Nos quitan parte de nuestro sueldo, parte de nuestro tiempo, parte de nuestro espacio y nos quitan también la vida. Pero aún hay quien piensa que eso del feminismo es un “estigma”, un tema que va aparte del resto de temas de la sociedad. Está la vida con todos sus asuntos y luego están asuntos que hay que tratar de manera separada. El feminismo es uno de ellos. Integrarlo en el día a día, normalizarlo, considerarlo algo obvio que no tenga enemigos, no discutirlo con tus amigos, tu familia, tu vecino el del quinto, eso no. Eso no pasa todavía. ¿Por qué? Porque para que nosotras ganemos lo nuestro, hay quien tiene que perder un poco de lo suyo. ¿Nuestros derechos a costa de sus privilegios? ¡Acabáramos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario