jueves, 10 de agosto de 2017

American Horror Story: Hotel



Titulo: American Horror Story: Hotel
Titulo Original: American Horror Story: Hotel
Año: 2015
Duración: 55 minutos
País: Estados Unidos
Director: Ryan Murphy (Creator),  Brad Falchuk (Creator),  Ryan Murphy,  Bradley Buecker, Loni Peristere,  Michael Goi,  Michael Uppendahl
Guión: Ryan Murphy, Brad Falchuk, Tim Minear, James Wong, Jennifer Salt, Ned Martel
Reparto: Wes Bentley,  Kathy Bates,  Lady Gaga,  Sarah Paulson,  Evan Peters,  Matt Bomer, Chloë Sevigny, Denis O'Hare, Cheyenne Jackson, Angela Bassett, Finn Wittrock, Max Greenfield,  Emma Roberts,  Richard T. Jones,  Helena Mattsson,  Lily Rabe, Naomi Campbell, Mädchen Amick, Darren Criss,  Mare Winningham, Christine Estabrook,  Alexandra Daddario
Productora: FX Network / Brad Falchuk Teley-Vision / Ryan Murphy Productions
Género: Serie de TV. Terror. Fantástico
Sinopsis: La investigación de una serie de brutales asesinatos cometidos en Los Ángeles, lleva al detective John Lowe (Bentley) hasta un enigmático lugar, el Hotel Cortez, regentado por Elizabeth (Gaga). Quinta entrega de la serie televisiva "American Horror Story".


CRITICA


Las expectativas para esta temporada de AHS estaban altas, pintaba sensual y terrorífica. Nunca había pensado un Hotel como algo terrorífico hasta que Lady Gaga nos dijo a través de un vídeo el título de las quinta temporada. Los adelantos fueron de mejor en mejor, aumentando el hype de todos hasta niveles estratosféricos, así que no me extraña que nos hayamos dado una hostia bastante interesante.

Ryan Murphy ha recuperado en esta temporada la oscuridad que perdió en Asylum, pero no ha sabido utilizarla como debía y no ha llevado una trama bien estructurada y definida, por lo que ha quedado llena de altibajos: partes impresionantes, casi terroríficas, y partes realmente aburridas.


Lo mejor de la temporada son los personajes y los actores que los representan. Resaltar el papelón de Denis O'hare como Liz Taylor y Sarah Paulson en el personaje más complicado en su paso por esta serie que ha sabido llevar de manera creíble, llegando a ser echada de menos en capítulos en los que no aparece. Por otro lado, Evan Peters hace de un despiadado asesino con un acento del que se podrían haber olvidado, Kathy de una Iris estable y al nivel de la veterana actriz, y Fynn Wittrock vuelve para hacer dos personajes, no a la altura de Dandy, pero que defiende de maravilla, lo mismo ocurre con una Angela Basset que vimos más a gusto otras temporadas. Por supuesto, todos están al mando de Elisabeth, la Condesa, representada por una sorprendente Lady Gaga que hace un papel (no sé si a la altura de los de Jessica Lange, no me gusta compararlas), que considero el mejor de Hotel y bastante aplaudible siendo la primera actuación de la cantante-actriz. Pasamos de ver a una persona sin corazón a ver un ser débil y lleno de dolor y odio, un cambio bien llevado por la (antes) tan extravagante cantante. Llegas a odiarla y, pese a quien le pese, eso dignifica que lo ha hecho muy bien. Lo siento, Di Caprio.





Ahora bien, vamos con lo malo: el detective. No negaré que Wes Bentley hace muy bien su trabajo, pero su personaje trae una trama aburrida y sosa, esperable desde el minuto 1 y que podrían haber utilizado explotando otro ámbito. Lo mismo ocurre con Chloe Sevigny, que se registra en el Hotel para abrir puertas que podrían haber sido interesantes, pero que no llegan a ningún sitio.Y así llegamos al gran problema de esta temporada, que han querido tocar todos los palos, abrir muchísimas puertas, y eso es algo que en una temporada de 12 capítulos no puedes hacer. Cuando han llegado al capítulo 10 han visto que tenían demasiado arrastrando y solo les quedaban dos capítulos de temporada. Así que tratan de cortar por lo sano, recuperando tramas que han quedado varios capítulos atrás y dejando la esencia y la fuerza de estas reducidas a 3 tristes e innecesarios minutos.El final, sin spoilers ni mucha indagación, es más de lo mismo que otras temporadas. Nada demasiado sorprendente.De esta manera, una serie que apuntaba a tener la fuerza artística y estilística de Lady Gaga ha llegado a acercarse en puntos a la absurdez de Ylennia. Merece la pena, por supuesto que la merece, pero por el ejército de artistas que la defienden y el estilo que nos han querido traer de vuelta, pero no esperes una trama coherente y bien estructurada, porque te sentirás bastante decepcionado.


Lo mejor: Lady Gaga (La Condesa), Evan Peters y los dos capítulos de la Noche del Diablo y Denis O'Hare.
Lo peor:  Chloë Sevigny.


NOTA: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario